xpornplease.com pornjk.com porncuze.com porn800.me porn600.me tube300.me tube100.me watchfreepornsex.com
Deportes Hoy

Belgrano necesita volver a empezar

“La Liga es para los que pueden y no para los que quieren”. León David Najnudel.

Lo dijo el visionario que fue capaz de fundar el torneo allá por 1984. Pasaron 26 años desde el nacimiento y la competencia, entre mareos y caídas, sigue caminando.

Para la temporada que se viene habrá un hecho inédito luego de 22 años. Ningún equipo nicoleño participará en las dos categorías principales. La decisión que tomó Belgrano de bajarse del TNA corta esa racha de intervenciones ininterrumpidas de nuestros representantes que inauguró Regatas en la Primera Nacional B del 88.

            Triste, solitario, final. El título de la magnífica novela escrita por el Gordo Soriano sirve para graficar el desenlace que tuvo el club de calle Pellegrini en la elite del básquet argentino. En silencio, sin jugar ni comerciando su franquicia. Dejando vencer los plazos para el vencimiento de los avales… La determinación cayó por decantación. Hubo desgaste y agotamiento. El presidente Juan José Luciano cortó por lo sano. Seguir compitiendo sin apoyo municipal, empresarial ni popular para sostener una campaña donde se gastaría alrededor de $1.000.000 no tuvo más sentido para él ni para los que lo acompañan en la Comisión Directiva.

            En su tránsito liguero, Belgrano vio la luz en la Primera Nacional B 90/91. Se consagró campeón luego de siete campañas, en la 96/97. Danilo Delset, Martín Pasquinelli, Marcelo López, Pablo Prigioni, Pop Thorton, Guillermo Gallo, Mario Laverdino, Claudio Jorge, Marcelo Rodríguez, Matías García, Germán Juárez y Alejandro Montibellier son los apellidos que le dieron al Rojo la alegría más grande en sus 83 años de vida. Con Daniel Maffei en la conducción y el Turco Nader asistiéndolo, nadie podrá borrar aquella foto dando la vuelta olímpica en Newell’s el 15 de mayo del 97. ¡Qué lejos quedó ese recuerdo! También los de tribunas llenas gozando con planteles interesantes.

            En la máxima categoría, permaneció durante 11 temporadas. Tres séptimos puestos entre 2000 y 2003 marcaron su tope en la elite del básquet argentino. En la 03/04, Regatas cayó al TNA y Belgrano no fue más el de entonces. Y empezó a coquetear con el descenso, que se concretó acompañando a Ciclista en la 06/07. La compra de la plaza para volver a Primera en la 07/08 no sirvió de mucho, ya que otra vez bajó al abismo culpando a Estudiantes de Bahía por su desgracia. Su queja tenía fundamentos para sospechar de un arreglo con Independiente de Neuquén, aunque faltó autocrítica para reconocer errores propios. También bajaron los de la Ribera, del TNA a la B.

            El irregular cierre en Neuquén que significó el segundo bajón consecutivo estropeó aún más la mal nacida relación que el club tuvo con la AdC, el ente regulador del torneo. Desde que le cobraron los $200 mil para poder abandonar Villa Ramallo y hacer de local en el Fortunato Bonelli cuando compartía con Regatas la elite, el Rojo siempre se sintió perjudicado. Y eso se profundizó también cuando el esfuerzo al adquirir una franquicia en la 07/08 no se vio recompensada con la televisación de algún partido. En esa campaña, Belgrano fue el único de los 16 participantes al que no se pudo mirar por TyC.

            Las últimas dos performances en el TNA se sellaron con octavos lugares. Sirvieron, especialmente la última, para que Gregorio Eseverri pudiera exhibir sus condiciones. Del resto, muy poco. Hubo muchas aves de paso que desfilaron con más pena que gloria. Y se descuidaron peligrosamente las Inferiores, por lo que la pirámide comenzó a derrumbarse cuando no hubo más sustento de esa base indispensable para estos tiempos de crisis.

            Como le sucediera a Regatas, Belgrano deberá volver a empezar en el Provincial de Clubes. También necesitará revisar sus errores para encontrar el rumbo y encauzar el barco que se hundió. La permanencia en los primeros planos del básquet argentino se tornó imposible por los elevados costos, la espalda que le dio nuestra sociedad y la falta de un proyecto deportivo acertado. Pero por suerte, el juego no se termina. Es verdad que nada será como antes. Y bueno, tendremos lo que nos merecemos. Ni más ni menos. 

Ignacio Arámburu

Twitter: @nachin77

 australian online casino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *